Los ibones pirenaicos protagonizan la tercera jornada del Campamento

Los ibones pirenaicos protagonizan la tercera jornada del Campamento

0 1300

Los lagos de los Pirineos o ibones han sido los protagonistas de la tercera jornada del Campamento Nacional de Montaña que se está celebrando a lo largo de esta semana en los valles de Bielsa y Pineta. Dos de los ibones más bellos del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el de Salcorz y el de Marboré, han sido el destino de dos de las seis marchas propuestas.

Ibón de Salcorz

Ibón de Salcorz

En senderismo, la marcha al ibón de Salcorz –la más numerosa- contó con la participación de 57 montañeros que encararon una ruta de 700 metros de desnivel hasta alcanzar el lago ubicado a 2.200 metros de altura. El ibón de Salcorz es un coqueto paraje que atraviesa la cascada de Trigoniero y se ubica a la sombra de la imponente sierra de Barrosa.

La segunda marcha de senderismo ascendió al refugio de Trigoniero (1.970 metros de altura), con 38 montañeros. Fue una ascensión plagada de cascadas a la sombra del Midi de Bigorre francés.

Las rutas de media montaña tuvieron un componente histórico al igual que en la jornada anterior cuando se cruzó el Puerto Viejo. El Puerto de la Forqueta (2.563 metros de altitud), un paso habitual para el contrabando con Francia y una de las rutas más populares de los habitantes de este valle para llegar al país vecino, la recorrieron siete montañeros.

La otra excursión propuesta en media montaña fue al Puerto de Salcorz de 2.470 metros de altura y que marca la frontera con Francia. Desde allí los 23 montañeros participantes decidieron atacar el pico de Batallaince (2.598 metros) durante una hora, convirtiendo esta ruta prácticamente en una ascensión roja o de alta montaña.

El lago Marboré (2.630 metros de altitud) fue una de las marchas estrella en la tercera jornada. La ruta de alta montaña atravesó el Balcón de Pineta (2.550) hasta llegar al ibón de Marboré. Esta ruta ya se realizó en la primera jornada con gran aceptación de montañeros. En este caso hubo cuarenta valientes que decidieron realizar una de las marchas más exigentes pero más hermosas propuestas para este campamento.

En la segunda marcha de alta montaña propuesta, los 48 montañeros coronaron el Puerto de Trigoniero (2.495 metros de altura) que transita por el solitario barranco del mismo nombre y de exigente desnivel de 1.200 metros. Desde allí el medio centenar de montañeros pudo transitar también por el valle de Salcorz, convirtiéndola en una marcha de alta máxima dificultad.

Las oquedades del barranco de Trigoniero fueron la opción para la jornada de este miércoles en la especialidad de barranquismo. Una veintena de barranquistas disfrutaron de un descenso con cierta dificultad y en el que por momentos hubo que rapelar.

“Estamos muy contentos tanto organizadores como participantes. El tiempo nos está respetando y no está habiendo incidente”, sentenciaba un satisfecho José Masgrau, presidente del club organizador, Montañeros de Aragón Barbastro.

Escalada para los niños

El campamento infantil contó este miércoles con una práctica de escalada en el congosto de Laspuña y Ceresa en la que los monitores de la sección de Escalada de Montañeros de Aragón Barbastro iniciaron a los pequeños montañeros en la destreza de encarar peñascos con total seguridad. Los niños pudieron disfrutar también por la tarde del descenso en tirolina.

Y a última hora de la tercera jornada llegó el momento para el esparcimiento con la música pop rock del juvenil grupo Los Pitarratons, formado por pequeños músicos de los valles de Bielsa y de Chistau.

La FEDME destaca la organización

El presidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, Joan Garrigós, realizaba en el ecuador de este campamento un satisfactorio balance de cómo han transcurrido las primeras jornadas y de la buena organización. “El balance ya lo hice antes de empezar porque siendo Montañeros de Aragón de Barbastro los organizadores estoy absolutamente convencido de que va a ser un éxito. En el ecuador del campamento se está comprobando que la gente está muy contenta y satisfecha con todo lo que se le ha ofrecido. Todo el voluntariado de MAB está trabajando de una manera extraordinaria y el viernes por la noche, por supuesto, podremos afirmar una vez más que el campamento ha sido un éxito”.

SIN COMENTARIOS

Envía una respuesta