Descensos con rapel para despedir una semana de barranquismo en el Campamemento...

Descensos con rapel para despedir una semana de barranquismo en el Campamemento Nacional de Montaña

0 1350

La actividad de barranquismo que ha aparecido como novedad en este campamento ha sido todo un éxito y ha encantado a todos los participantes. Tras el descenso de algunos barrancos más sencillos en los primeros días de la semana, en estas dos jornadas se han optado por barrancos de una complejidad media alta para los más atrevidos y enfocada a la mejora progresiva de los participantes en la actividad semanal. Se puede decir que los guías de La casa de los guías de Radiquero, nos han hecho un curso intensivo de barranquismo. Una vez más, hay que destacar que la seguridad de la actividad ha imperado en todo momento, así como el compañerismo entre los participantes.

Día 5, viernes. Barranco de Foz

Una veintena de personas nos reunimos para empezar la ascensión a la salida del Barranco de Foz de la Canal, bien cerquita de Bielsa, dejando los vehículos en un espacio cercano a la carretera y subiendo por un camino pedregoso y con una fuerte pendiente. Justo antes de adentrarnos en el bosque nos tomamos un tentempié y preparamos el material que debido a los largos rápeles (de hasta 55m.) que nos obligan a llevar cuerdas de hasta 65m.
Roberto, el guía, nos advierte de lo resbaladizas que son las piedras y nos recomienda no tener reparos en bajar los toboganes y rápeles con las rodillas o apoyando el trasero. Realmente parece que el agua realice un gran esfuerzo para pasar por entre las piedras, realizando zig-zag y mostrando la blancura de su espuma en prácticamente todo el tramo.
Realizamos hasta cuatro largos rápeles mediante la ayuda de los compañeros de Montañeros de Aragón de Barbastro que nos aseguraron en todo momento. Después de cuatro días de compartir momentos inolvidables he de decir que es de agradecer tener un buen nivel de compañerismo entre los miembros del grupo que hace que los momentos de espera sean incluso interesantes.
Después de un penúltimo rapel muy largo, llega el final del tramo al que se accede gracias a las cuerdas colgadas por Roberto que nos espera colgado de la piedra resbaladiza. No sin respeto por la elevada altura bajamos por el lado de la cascada y podemos disfrutar de una de las más bellas zonas con agua cayendo por todos lados y donde predomina el rojizo de las piedras y el verde del musgo.
Finalmente, con un pequeño paseo, primero por el bosque y luego por la carretera, nos reencontramos en el punto de salida.

Día 6, sábado. Barranco Consusa inferior

El Consusa es un barranco mítico ya que en su tramo completo, supone efectuar unos 36 rápeles. En nuestro caso, descendimos tan sólo la mitad del mismo en su tramo inferior debido a que se trataba de un grupo muy numeroso y con distintos niveles de conocimiento del barranquismo.
Nos reunimos, por último día de este campamento, en el punto de encuentro habitual para la recogida de los neoprenos y el resto de la equipación y partimos en coches particulares unas veintidós personas hacia la zona de acceso al barranco, punto al que llegamos al cabo de cuarenta minutos.
Tras una aproximación de diez minutos, comenzamos el descenso mediante un primer rapel seco de unos veinticinco metros por el que transcurre escasa agua, al menos en su parte inicial, y que supone salvar un total de diecisiete rapeles. El último rapel es el más espectacular ya que tiene treinta y cinco metros de altura con unos veinte en volado.
Tras una caminata por falso llano de algo más de una hora, llegamos al punto donde habíamos aparcado los coches y desde allí nos desplazamos al camping de Bielsa.

SIN COMENTARIOS

Envía una respuesta